Juegos de Amor,Relaciones de Pareja

Los Rounds de Estudio

7 Oct , 2010  

Cuando a la gente no aficionada al boxeo le toca en suerte ver un combate, suele sorprenderle que en los dos primeros rounds los boxeadores casi no intercambian golpes.

Lo de ellos es una suerte de esquivar un cross deliberadamente corto, amagar y contraamagar, avanzar, retroceder, bailotear, armar y bajar la guardia, volver a amagar, tirar un directo al rostro, cubrirse, etc. Etc.

El novel espectador se pregunta ¿y cuando empieza la pelea?

La respuesta es sencilla: la pelea empezó cuando sono la campana que dió comienzo al primer round…. Lo que sucede es que el primero o los dos primeros son los “rounds de estudio”.

Sun tzu, un estudioso oriental del arte de la guerra, sostenía (hace mas de mil años) que “el combate primero se gana, luego se sale a luchar”.

Esas dos rondas sirven para medir ofensivas y contraofensivas, dimensionar al rival, intentar descubrir sus puntos débiles y sus “mañas”. Aquél de ambos que haya sido mas talentoso en esos dos rounds en los que (aparentemente) aún no había comenzado la batalla, tiene una ventaja que (habilmente utilizada cuando comienze el cambio de trompadas) le permitirá ir sumando puntos cruciales, para adjudicarse el encuentro.

En una relación de pareja, también hay rounds de estudio. Y como en un combate, son los primeros.

El que los afronte desprevenido, o no sepa que existen, o no reaccione adecuadamente, comenzará la relación con el pié izquierdo y dejará a su novia (o novio) convertirse en el factor activo o dominante en la pareja, y se relegará al rol pasivo.

Como mucho de lo que sostenemos en esta sección, lo que se expresa respecto de la mujer suele casi siempre acomodarse, con mínimos cambios, al varón.

Por un tema de género, me es mas sencillo referirme en primera persona al rol del novio, enfrentado a una novia que pretende convertirse en el elemento dominante de la pareja. Pero no debe perderse de vista lo que expreso en el párrafo anterior: esto es bilateral, y no está mal que lo tenga presente una novia que desee preservar su propia identidad dentro de la pareja, si le toca en suerte un novio “alfa”, un macho dominante.

Ejemplos:

Habías quedado en ir a comer a casa de tu hermano para presentarle a tu novia. Sobre la hora, ella llama y dice que una de sus amigas tuvo un problema y que sería mejor ir a cenar y no a almorzar a la casa de tu hermano. Te cuenta el problema de su amiga con lujo de detalles.

¿Vos qué hacés? Sos de los que le dicen “no te preocupes mi amor” y llamás al toque a tu hermano (imaginando la cara de culo que pondrá su mujer cuando se entere) y le planteás de ir a cenar en lugar de ir a almorzar ese mediodía.

A la noche vas con tu novia, besos, abrazos, comida, postre, mas besos y abrazos…. Un encanto la chicuela.

Dos días después, tu mejor amigo (de esos que tenés desde la salita de cuatro) pasa por tu casa un día que está ella. El pibe dejó dos carreras cuando estaba en el c.b.c. y ahora está estudiando para ser cocinero. Tu novia, una monada…. Hasta que el pibe se va.

Ahí, sutilmente, empiezan sus críticas: “te diste cuenta que este chico por el camino que va en unos años va a ser un fracasado ¿no?” y cosas por el estilo.

El otro finde, están en una reunión y aparece una rubia con la que vos tuviste algún tiroteo un par de años atrás (cuando a tu novia aún ni la habías conocido). La rubia se acerca, te saluda, la saluda a ella, te mira un poco, te dice unas palabras y se va a otro lugar de la sala a seguir charlando con otros amigos.

Tu novia, como si se hubiera sentado sobre un hormiguero, pone al toque una cara de orto que no la abandonará el resto de la noche, y a la vuelta, en el auto, te somete a una indagatoria sobre “esa tal luciana” que te vino a saludar.

La dejás en su casa, y cuando volvés a la tuya llamás a tu anfitrión y le pedís que la proxima vez que te invite a una reunión te avise si va a estar luciana, porque tu novia te armó flor de escandalete y no querés volver a pasar por esa situación, que se te estropeó la noche, que pam, que pim y que pum…

Mi amigo: te advierto que todo lo que te pasó fueron simples, sutiles, pero inconfundibles “rounds de estudio”, en los que tu reciente novia está midiendo fuerzas con vos, para ver como va a seguir la relación de ustedes dos.

Ta bien: vos la querés mucho, no la querés perder, tiene mil valores (y además está fuerte), etc. Etc. Etc.

Pero (decime algo) si aceptás de ella cosas que no debieras aceptar… ¿no la perdés igual?

Porque ustedes van a seguir (si), pero ¿qué relación estás construyendo? ¿es eso lo que imaginabas cuando te enamoraste de ella? (y ella de vos, porque ella está enamorada de vos, ojo ahí…. No te hace esto por desamor… Simplemente está estudiando que tipo tiene enfrente).

Mi consejo (ante estos tres ejemplos) es muy simple. Pero estos son solo tres ejemplos, hay miles de casos, y lo único que espero es que determines un “patrón” de conducta para enfrentar estos “rounds de estudio”.

Veamos:

En el primer caso, a último momento tuvo un percance la amiga (digamos que la llamó el novio para cantarle el “no va mas”).

Vos, cuando ella te cuenta, le decís: “mirá… Hace tres días que programamos esta reunión en lo de mi hermano y su mujer. Seguramente ya está todo preparado y la mesa puesta. No tengo problema si después de comer hacemos una breve sobremesa y a media tarde nos vamos y te llevo hasta lo de tu amiga. Es mas: si querés, a la noche te paso a buscar después que cenás con ella y me contás como sigue”.

En el segundo caso, cuando se va tu mejor amigo y ella empieza a criticarlo, la mirás muy seria y le decís: “pablo no es un drogadicto irrecuperable, ni te robó el celular o te tocó el culo ¿estamos?. Simplemente es un pibe que probó dos carreras que no le gustaron, y como es empeñoso ahora está intentando la tercera. Ni él es un fracasado ni vos sos sor juana ines de la cruz para opinar sobre su vida. Malo sería que siguiéramos hablando de pablito ¿entendido?”.

En el tercer caso, cuando le ves cara de orto, saludás a todos y te vas con ella (aunque rezongue cuando vea como viene la mano y se quiera quedar). En el auto, camino a su casa, le decís: “yo salí con esa piba antes de conocerte, porque a mi no me trajo una cigueña de parís para que te conociera a vos. Y ya que estamos, te comento que seguro habrá alguna mas con la que podemos encontrarnos en el cine, caminando por la calle o donde sea… Y no quiero volver a pasar por una situación así. O por lo menos, no quiero que con vos vuelva a pasarme”. La dejás en la casa, le das un beso lo mas frío que te salga, y te vas. Y esa noche no contestás el teléfono. Que se cague llamándote (porque te va a llamar).

El común denominador de tus respuestas (y elegí tres casos bien distintos, donde la respuesta va desde lo “suave” pero no negociable del almuerzo con tu hermano, hasta la bronca en la fiesta) es darse cuenta que si aflojás en este momento, la relación se va a la mierda.

Ojo: no dije “la relación termina mal”, porque no sería tan malo que termine. La relación se va a la mierda y lo grave es que la relación sigue. Continúa.

Pero a partir de ahí, cada vez que a ella se le cante armarte una escena, o cambiarte los planes, o criticar a gente que querés o mil cosas mas, va a tener la lengua lista.

Y ni se te ocurra a vos hablarle mal de una amiga, o querer cambiarle cualquier plan a ella… Porque en tal caso también vas a tener que escucharla.

Tu noviazgo va a seguir, pero con una relación “dominadora / dominado” que mas a la corta que a la larga te va a dejar en un papel tristísimo.

Y digo mas a la corta que a la larga porque a la larga, tu novia se va a cansar de forrearte y se va a ir con otro tipo que represente para ella un desafío.

Evitá que algo tan feo te pase. Vencé el enamoramiento indescriptible de las primeras semanas de noviazgo y estate listo para marcar tu territorio. No te comás ninguna mano, no te engañés con ningún amague durante los “rounds de estudio”.

Porque no es bueno para vos (primero) y termina no siéndolo para la relación de pareja.

Fuente Original:

OrtBraker. Los Rounds de Estudio. Foro Amor y Pareja. Febrero 2009


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te dejo tu novia?

Este blog va darte una mano a que te sientas mejor en estos momentos tan difíciles. Aqui intentamos rescatar una especie en extincion: El "HOMBRE".

Siguenos en Twitter …